Maverik

Yo me llamo marimacho, bollera, desviada, pervertida, delincuente, blasfema, fea, enferma, gorda. Sería una pérdida de tiempo absoluta intentar luchar contra esa práctica tan extendida de etiquetar (yo misma la llevo a cabo muchas veces sin darme cuenta) y tampoco sería de recibo conformarse sin más. Por eso yo me erijo en todo lo que dicen que soy para serlo con razón, para serlo más y mejor cada día, para construir con todo ello esta identidad bastarda hija de mil pecados que finalmente es lo que me hace ser quién soy y lo que me acerca a otrxs monstruxs par establecer alianzas.
Diana J. Torres
Barcelona, 2015